FLIR la herramienta de seguridad para acortar la distancia de reacción

FLIR LA HERRAMIENTA DE SEGURIDAD PARA ACORTAR LA DISTANCIA DE REACCIÓN

La conducción en vías rurales puede ser complicada y si además le sumamos trayectos nocturnos o con visibilidad reducida por niebla, se complica aún más.

En la carretera hay que estar siempre atento y concentrado. Pero hay otros factores que pueden influir a la hora de evitar un accidente.

Unos datos importantes sobre la distancia de reacción

Distancia de parada = distancia de reacción + distancia de frenada (peligro)

Distancia de frenado (peligro) = 1/2 x (velocidad/10 x velocidad/10)

Cuando se está atento, el tiempo medio que transcurre entre ver una emergencia y poner el pie en el freno es de 0.7 segundos.

La distancia que se recorre en ese tiempo, es la “distancia del tiempo de reacción”.
La distancia del tiempo de reacción se ve afectada por tres cosas:

  • La velocidad del vehículo
  • Su condición física y mental
  • Su grado de concentración

A tres velocidades distintas, las distancias mínimas de frenado en condiciones óptimas, es decir carretera seca, frenos excelentes y un conductor atento, son:

Velocidad Distancia
50 km/h 23m
80 km/h 53m
110 km/h 96m

Las distancias de frenado aumentan enormemente en superficies mojadas o con materiales sueltos, cuando sus llantas estén gastadas, cuando lleva cargas pesadas  y cuando sus frenos son malos.

El caso de la concentración está claro que el conductor va a estar atento a la carretera, pero si tecnológicamente podemos ayudar, sobre todo en esos momentos que el conducir se complica tanto, cualquier precaución que se pueda tomar es necesaria.

La solución más avanzada para acortar la distancia de reacción

Por esto desde Azimut queremos presentar la cámara térmica Flir. El sistema es sencillo pero potente y consta de una centralita y una cámara que se instálala en la parte frontal del vehículo.

¿Cómo funciona la Cámara FLIR PathfindIR II?

Toda imagen detectada por la cámara térmicamente se ve en un monitor propio del vehículo en una escala de grises. La diferencia es increíble de no ver nada a verlo todos hasta unos 500mtrs. Poder ver una curva peligrosa con muchos metros de antelación o ver un vehículo parado en la carretera puede evitar un accidente.

Esto es un avance importante pero esta solución todavía puede ayudar más. El sistema trabaja por análisis térmicos por lo que se han generado unas tramas de logaritmos específicos para detectar viandantes, ciclistas y animales   en la carretera o cerca de ella.

Las alarmas visuales de estos objetos estarán señalados en unos cuadros amarillos para que llame la atención, avise de cualquier riesgo y así poder evitar un accidente.

Al final que este sistema nos avise de cualquier obstáculo a mas de 200 metros hace que nuestra distancia de reacción sea menor por lo que evitaremos frenazos inesperados y posibles accidentes.