4 formas de ofrecer entretenimiento a bordo y como elegir la mejor opción

Actualmente cualquier persona puede acceder a múltiples plataformas de entretenimiento y consumir una gran cantidad de contenido. Este hecho nos permite tener un bagaje cultural amplio basado en nuestra experiencia y compartir nuestras opiniones y recomendaciones con otros consumidores habituales de contenido. En este punto la pregunta que nos surge como operadores es: “Si yo soy consumidor habitual de contenido y estoy a la última en películas y series, ¿por qué debo dejar en manos de una empresa externa la gestión de los contenidos de mi flota?”. Muy sencillo. La gestión de los contenidos de las plataformas de entretenimiento debe ser realizada teniendo en cuenta 3 puntos claves: Conocimiento de necesidades, datos de audiencia y objetividad.

Sólo hay 1 oportunidad para una primera impresión

Cuando iniciamos un negocio o nos embarcamos en un nuevo viaje empresarial tendemos a caer en ciertos errores muy comunes con el fin de amortiguar el impacto si no obtenemos la rentabilidad deseada. Lo cierto es que esta “cauta” mentalidad, teniendo en cuenta la voraz competencia que existe en el sector del bus, nos ralentiza a la hora de crecer. Teniendo en cuenta que actualmente disponer de un sistema de entretenimiento es un lujo y un factor diferenciador de nuestra competencia la realidad es que esto terminará convirtiéndose en un estándar de calidad necesario para tener un hueco en el mercado. Debemos tener en mente además cómo consumen tus pasajeros el contenido (Desde el móvil, pantallas en los asientos, pantallas centrales, etc.) para potenciarlo. En Azimut, por nuestra experiencia, conocemos cuáles son las formas más utilizadas para acceder al contenido y las que mejorarán la satisfacción de tus pasajeros. Por lo tanto, dependerá de la primera impresión que se ha llevado un pasajero respecto a tu servicio de entretenimiento. En cuanto a la fidelidad no hay segundas oportunidades.

Cómo tomar la mejor decisión: Analizando las posibles vías

Por todos los motivos vistos hasta ahora hay que aprovechar al máximo cada acción que realicemos con nuestro sistema de entretenimiento. Pongámonos en situación. Imagina que vas a incluir en tu flota el exitoso sistema de entretenimiento para diferenciarte de otros operadores. El primer paso es saber que para exhibir contenido con licencia en un lugar público debes poseer la licencia de exhibición pública correspondiente. En este punto hay 4 caminos posibles los cuales vamos a analizar uno a uno:

  1. Utilizar contenido que se adquiere para uso particular (DVDs, contenido digital, etc.) para exhibirlo en tu sistema de entretenimiento.
  2. Adquirir por tu parte directamente en diferentes distribuidoras, y bajo tu criterio, contenido para tu plataforma.
  3. Adquirir contenido directamente en diferentes distribuidoras siendo ellas las que elijan el contenido por ti.

Contratar con una empresa con más de 10 años de experiencia en el mercado y que va a entender tus necesidades.

OPCIÓN 1: las consecuencias pueden ser muy negativas

El primer ítem lo vamos a nombrar, aunque, a diferencia de los siguientes, es la forma ilegal y sancionable de proceder. Si bien es la más barata y tentadora, es la menos profesional. NO está permitido exhibir contenido sin licencia en lugares públicos, por lo que comprar un contenido en el mercado habitual para tal fin es ilegal. Como apunta el dicho popular “Lo barato sale caro”. Por lo que si tu intención es ofrecer un servicio de calidad y con vistas a futuro esta es la peor opción ya que es cuestión de tiempo que la sanción que acarrea esta vía se convierta en realidad.

OPCIÓN 2: los recursos invertidos son muy elevados

Vamos a comenzar por las opciones legales con el segundo punto. Decides en ese momento que vas a encargarte tú mismo de gestionar el contenido ya que eres quien mejor conocer tus rutas, perfiles de pasajero, etc. Resulta que como no posees un conocimiento del mercado, por falta de tiempo, decides seleccionar las películas y series que has visto y te han gustado. En ese momento realizas una (gran) inversión económica. No sabes si ese contenido va a ser del gusto de tus pasajeros y analizar el impacto, positivo o negativo, del mismo supondrá un tiempo valioso que como profesional puedes estar invirtiendo en otros aspectos de tu negocio. Será difícil llevar un control de la satisfacción de tus pasajeros y la inversión será incalculable. Para llevar a cabo la reproducción de ese contenido en los vehículos se debe contar con una plataforma autorizada y segura donde subir los contenidos adquiridos y que puedan exhibirse en el autobús. Hoy en día es obligatorio contar con una certificación DRM (Digital Rights Management) la cual es un requisito para que los estudios permitan exhibir esa película en público y no pueda ni copiarse, ni modificarse el contenido de esa película (Seguridad ante la piratería).

OPCIÓN 3: análisis complejo de datos para tomar las decisiones

Si vamos al tercer camino, vemos que has decidido adquirir el contenido directamente con una distribuidora y dejarte aconsejar. Esa distribuidora, para entender qué necesitas, debe conocer todos los aspectos de tu negocio posibles. Debes trasladar esa información para que ellos puedan ofrecerte la mejor oferta posible. Además, deberás proporcionales datos de consumo de los contenidos para que puedan analizar las tendencias, perfiles de pasajeros, etc. Para asegurar un impacto positivo en la experiencia de tus pasajeros esta debería ser la forma de adquirir tus contenidos a una empresa externa los cuales van a decidir por ti. Al igual que en el punto anterior se debe tener una plataforma certificada por los estudios (DRM) para la ingesta de esos contenidos y que se puedan reproducir en el autobús.

OPCIÓN 4: la decisión se basa en el feedback y perfil del pasajero y en el análisis de consumo

Tras haber visto 3 de las 4 posibilidades vamos a la última opción. Esta opción te supondrá un ahorro recurrente de tiempo y mucha tranquilidad a largo plazo. La inversión inicial es ínfima respecto al beneficio que se obtiene ya que, aunque sea algo no tangible, el éxito de tu negocio está ligado directamente a la satisfacción de los pasajeros. Si a tus pasajeros les ofreces un contenido y servicio de calidad mejorarás su opinión respecto al viaje y potenciarás su fidelidad de cara a futuros viajes. Y ya no sólo a sus viajes, si no a los de sus familiares, amigos, etc…. No hay mejor publicidad que un pasajero satisfecho. Pero… ¿por qué contratar los servicios de gestión de mi plataforma de entretenimiento a una empresa externa? Azimut por ejemplo aporta las siguientes ventajas:

  • Sabrás en todo momento DÓNDE está tu vehículo, QUÉ contenidos consumen y CÓMO se están consumiendo.
  • Mensualmente recibirás un informe de audiencias con el consumo detallado y recomendaciones del servicio.
  • Te ayudaremos a gestionar el servicio de encuestas para que estés al tanto de la satisfacción de tus pasajeros y de su opinión respecto al servicio.
  • No tendrás que preocuparte por elegir y gestionar el contenido. Nosotros lo hacemos por ti. Hacemos la selección basándonos en datos de audiencias, lo que nos permite ofrecer un catálogo de gran calidad, analizaremos las tendencias y renovaremos los contenidos con la frecuencia que más se adapta a ti.
  • Te asesoraremos sobre cómo monetizar la inversión que has realizado en la plataforma de entretenimiento (ROI).
  • Tendrás a tu disposición al mejor equipo para asesorarte en las dudas que te puedan surgir respecto al servicio.

El objetivo de Azimut respecto a los contenidos es mejorar la satisfacción de tus pasajeros a través de dar un servicio excelente.

Ahorro de tiempo, recursos y aumento de la rentabilidad. La opción recomendada por Azimut y por todos nuestros clientes.

¿Por qué invertir en tener el mejor contenido a bordo?

Lo primero que debes que pensar antes de tomar una decisión de este calibre, y la cual marcará el futuro de tu negocio es, “¿Cuánto valoro el sistema de entretenimiento a bordo?”. Si valoras la satisfacción de tus pasajeros y crees en la positiva repercusión que tiene en tu retorno de inversión la respuesta es que valoras MUCHO tener un sistema de entretenimiento a bordo de calidad. Volviendo a los puntos del principio tú sabes qué necesidades tiene tu flota. Lo que necesitas es analizar los datos de consumo de tus pasajeros para entender cuáles son los perfiles de pasajeros que llevas en tus viajes y tratar la gestión de contenidos con una objetividad absoluta.

Puede ser abrumador comenzar a ofrecer este servicio, por lo que en Azimut quedamos a tu disposición para asesorarte en cualquier aspecto que necesites para ponerlo en marcha.