5 ideas para hacer de San Valentín un día memorable

Un viaje de amor inolvidable

“En un beso, sabrás todo lo que he callado”. Pablo Neruda.

Se acerca la fecha más romántica del año y con ella, la necesidad de hacer (y recibir) el regalo perfecto.  San Valentín es por excelencia una oportunidad para dejarse arrastrar por la fiebre del consumismo y sorprender. Cada año, el listón está más alto y superarse, es todo un reto. ¿Por dónde empezar a buscar ese regalo que emocione al mismísimo Bécquer?

Nosotros te damos 5 ideas para hacer de San Valentín un día memorable:

San Valentin Azimut

  1. Un paseo para recordar por los “Jardines del príncipe”, Aranjuez.

A orillas del río Tajo se encuentra este “rinconcito” de Aranjuez de 150 hectáreas de extensión. Fue construido por encargo de Carlos IV a finales del siglo XVIII. Un lugar para disfrutar de un paseo romántico, rodeados de naturaleza, y acompañados por esculturas y fuentes como la “Fuente de Apolo” o estanques exóticos como el de “Los Chinescos”.

  1. Perderse por las calles de Cuenca.

Declarada Patrimonio de la humanidad, lo cierto es que Cuenca tiene ese encanto especial al que cuesta resistirse. No sólo es una ciudad rica en estilos arquitectónicos y edificios icónicos como las “Casa Colgadas”, si no que además su gastronomía satisfará hasta a los paladares más exigentes con platos como los zarajos o el ajorriero.

  1. Un viaje atemporal en el “Templo de Debod”, Madrid.

Con aproximadamente 2200 años de antigüedad, este edificio fue un regalo de Egipto a España en 1968. Por su ubicación y vistas, es uno de los atardeceres más bonitos de Madrid. Un momento para disfrutar antes de vivir la noche de la gran ciudad.

  1. Un relajante paseo por el “Parque Güell”, Barcelona.

También declarado Patrimonio de la Humanidad, el “Parque Güell” fue diseñado por el famoso arquitecto Antoni Gaudí, en honor a Eusebi Güell. Un dragón, muy conocido por todos, recibe a todos los visitantes que quieran comenzar un dulce San Valentín caminando por sus magníficos senderos, o como preludio a una noche romántica por las calles de la imponente Barcelona, donde todo es posible.

  1. “Las puertas del cielo”, Ibiza.

Los amantes de la naturaleza encontrarán, levantados sobre el Mar Mediterráneo, un conjunto de imponentes acantilados los cuales ofrecen una de las vistas más mágicas de la isla de Ibiza. Un bello paraje natural perfecto para hacer senderismo y conocer Ibiza de día, antes de sumergirnos en su frenética noche.

 

La oferta de planes es cada vez más amplia, lo que no ayuda a decidirse, y es por esto por lo que no hay que olvidar que a veces, lo más importante es el viaje. La comodidad durante el trayecto, o la seguridad de que alcanzaremos nuestro destino son, hoy en día, detalles de un valor incalculable que permitirán que disfrutemos San Valentín de principio a fin.

Porque como dijeron en la inolvidable Los Puentes de Madison: “Creo que los lugares en que he estado y las fotos que he hecho durante mi vida me han estado conduciendo hacia ti”.