Actualización de contenidos de un S.E.I

Los contenidos digitales son, junto con la propia fiabilidad del sistema, los dos pilares sobre los que se asienta el éxito de un  S.E.I.  Nada más insatisfactorio que sentarnos y ver la misma oferta que teníamos la semana pasada, el mes anterior y durante los tres meses antes. Nos ocurre en un S.E.I. de un autocar y ante cualquier oferta de entretenimiento.

Por ello hemos de plantear una actualización de contenidos adecuada para nuestro de uso del coche y perfil del Pasajero. Por poner 3 casos muy distintos:

  • Para un uso exclusivo (por ejemplo un club de futbol), gente de la misma edad y siempre con las mismas personas, pensaremos en películas de actualidad, cortos, música también muy actual, videoclips… con una frecuencia de actualización alta, sin necesitar un catálogo muy amplio.
  • Para un uso regular de media-larga distancia, con pasajeros de todas las edades, condiciones, extranjeros etc… pensaremos en un amplio catálogo, distintos géneros, versiones originales… con una frecuencia de actualización media. También necesitaremos contenidos corporativos, que ayuden a la fidelización del Pasajero, anuncios de ofertas, links a webs que interesen a la Compañía, encuestas para conocer la opinión del pasajero de primera mano…
  • Para un uso discrecional, con grupos variados, que usarán el coche unos pocos días y no repetirán, pensaremos en una oferta muy amplia en películas y música, contenidos turísticos, encuestas. La frecuencia de actualización puede ser realmente baja, por el bajo riesgo de que un pasajero repita viaje.

La actualización de contenidos se puede efectuar por distintos medios, y buscaremos que nuestro S.E.I. disponga de un medio que se ajuste a nuestras necesidades. Los más representativos son:

a)      Por sustitución de un disco duro. Para ello deberemos disponer de un disco de repuesto, sobre el que cargaremos los nuevos contenidos, y sustituiremos a bordo. Es el medio más seguro y práctico, con 3 aspectos a considerar:

  1. Requiere que una persona del Transportista se dedique a ello, cuando en realidad se debe dedicar a lo que es su negocio: el transporte de Pasajeros. Se añade que una empresa de transportes no suele disponer de un perfil adecuado en su plantilla, cosa lógica: ¡un distribuidor de contenidos digitales tampoco tiene a un buen jefe de tráfico entre los suyos!.
  2. Para asegurarnos al 100% de que no habrá problemas (¡el software siempre tiene duendes escondidos!) es conveniente disponer de un equipo en nuestras oficinas para verificar su funcionamiento según lo esperado, antes de ir a bordo y percatarnos de que algo no está a nuestra conveniencia. Pero esto… tiene un precio.
  3.  Cuando la flota es grande y dispersa, se genera un intercambio de discos que conlleva una carga administrativa y una dificultad en asegurarnos de que los contenidos adecuados están en el coche y momento necesario.

La solución más fiable y la que recomendamos es seleccionar un fabricante que nos proporcione este servicio de forma regular, fiable y flexible.

b)  Actualización remota por WiFi o 3G/4G. Es en lo que están trabajando los Fabricantes líderes, con lanzamientos previstos en 2015.  Permite que el propio transportista o un tercero (gestor de contenidos) gestione directamente en los contenidos por encargo. Requiere una plataforma de gestión remota (“Cloud”), desde la que poder realizar la carga y supervisión de estado. Los contenidos se actualizan el día seleccionado, en los coches que se desee … y en definitiva permite descargar al transportista de la propia gestión de contenidos si contrata a un tercero, y en todo caso elimina la necesidad de cambio físico de discos.

Entre ambas opciones elegiremos la que más se ajuste a nuestras necesidades, quedando claro que una flota grande (más de 20-25 coches) encontrará claras ventajas en la opción 2, mientras que con unos pocos coches la opción 1 puede tener un equilibrio razonable por su sencillez.