Antenas wifi de gran ganancia y 4G

Estamos en una época donde vivimos casi continuamente conectados ya sea desde el trabajo, en el móvil o en nuestras casas, y en los vehículos en movimiento. Lo cierto es que cada vez se pasa más tiempo conectado a Internet.

Es este aspecto, las redes WiFi han adoptado un papel importante, ya que permiten conectarse en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo a ellas para obtener conexión a Internet. Se han extendido tanto, que en muchos países existen numerosos puntos públicos de acceso a Internet de forma gratuita.

Pero sin duda, donde más tiempo pasamos conectados a la red es en nuestras propias casas. Un lugar donde en numerosas ocasiones se tienen problemas para que la señal llegue a determinados puntos, ya sea por la distribución de la casa, el tamaño, el número de plantas o los gruesos muros con los que se haya construido.

Existen algunos repetidores de señal que son capaces de aumentar el alcance del router, pero si lo que se quiere es poder tener conexión en cualquier sitio de la casa, en el jardín, desde la piscina o en cualquier punto de la parcela, la solución es instalar una antena WiFi de largo alcance.

wifi-azimut

Una gran solución también para esos locales de gran tamaño donde se necesita tener acceso a la red WiFi desde cualquier punto del local independientemente de la distribución que tenga.

En los buses es fundamental que estas antenas sean de alta ganancia porque además estamos en movimiento, y estas tiene que conectarse de repetidor en repetidor a los largo de la ruta.Y a las redes mas rapidas como la 4G.

Este tipo de antenas pueden ser utilizadas también, según su alcance (hasta 15 km), para llevar conexión de internet a puntos donde no existe la posibilidad de disfrutar de este tipo de conexiones, eso sí, siempre y cuando estén dentro del alcance de la propia antena y el espacio entre ambos puntos estén libres de obstáculos como grandes edificios o montañas.

Pero para aplicarlas al uso doméstico estos factores no van a ser influyentes y por lo tanto pueden ser muy útiles para utilizarlas en casas o locales de grandes dimensiones, para usar dispositivos como ordenadores portátiles, smartphones o tablets desde el jardín o para hacer llegar la señal WiFi a las cámaras de vigilancia instaladas en varios puntos de la parcela que requieren de conexión para grabar las imágenes.

Este tipo de antenas pueden ser direccionales, que envían la señal en una dirección concreta, u omnidireccionales, que son las que reparten la señal 360 grados y las que interesan para repartir la señal en este tipo de circunstancias en una vivienda o local.

Para proceder con la instalación de estas antenas WiFi de larga distancia, hay que elegir la que mejor se adapte a cada una de las necesidades, es decir, que sean capaces de hacer llegar la señal hasta la distancia necesaria y a continuación proceder a sustituir la antena o antenas originales del router por otra u otras de este tipo.

Existen antenas WiFi tanto para interior como para exterior, por lo tanto, también se puede pensar en la posibilidad de mantener el router en el interior de la vivienda e instalar un repetidor de señal con una antena de largo alcance instalada en el mismo.

En los buses es imprescindible que este fuera del vehiculo y si hay 2 que estén alineadas , ya que la recepción de la señal será mejor.