Cómo evitar situaciones embarazosas en la gestión del wifi en el autobús

En artículos anteriores hemos hablado de múltiples temas relacionados con la explotación y la gestión de la red wifi en el autobús pero en este caso vamos a entrar de lleno en los riesgos y situaciones no deseadas que pueden darse lugar en el uso de nuestra red inalámbrica.

Cómo evitar situaciones embarazosas en la gestión de la red wifi en el autobús

¿Quién es el responsable de la red wifi en el autobús?

Para empezar es importante remarcar que el propietario es el primer responsable del uso de la red wifi en el autobús. Todo el tráfico generado por los pasajeros sale al exterior a través de nuestro router siendo éste la cara al público en un primer momento. Por este motivo es importante informar al usuario de las políticas de uso y de responsabilidad, para que éste lea las condiciones, entienda y las acepta de manera que sea el mismo usuario el responsable del uso que haga de internet durante el tiempo que esté conectado a nuestra red wifi.

¿Y cómo podemos gestionar este traspaso de responsabilidad? Desde el portal cautivo de nuestro sistema, que no es más que una página preconfigurada que aparece justo antes de que el usuario comience a navegar y en el que podemos indicar tanto la imagen corporativa nuestra como campos de texto personalizados además del apartado de condiciones legales de utilización que el usuario debe aceptar obligatoriamente para poder navegar. Por este motivo es muy importante en la gestión de la red wifi en el autobús que nuestro sistema disponga de este portal cautivo, ya que no solamente resulta interesante a nivel de marketing corporativo, si no que resulta esencial para delegar la responsabilidad del uso de internet al propio usuario.

Portal cautivo y gráficas de utilización de la red wifi en el autobús
Portal cautivo y gráficas de utilización de la red wifi

¿Qué sitios web pueden visitar los pasajeros?

En la gestión de la red wifi en el autobús es también importante poner especial atención cuales son los sitios webs visitados por los pasajeros durante el trayecto. Como todos sabemos un autobús puede ser poco o nada adecuado navegar por determinados sitios web ya sea por tratarse de contenidos no aptos para visionado en público o bien a nosotros, como propietarios del sistema wifi, “no nos interesa” que se haga uso de determinado tipo de webs.

Cuando utilizamos el término “no nos interesa” nos estamos refiriendo principalmente a webs que por la naturaleza de sus contenidos implican un alto consumo de datos, recordemos que todo el sistema wifi está sustentado por líneas telefónicas de datos y que éstas tienen un límite mensual el cual no debemos alcanzar si no queremos dejar nuestro autobús sin servicio wifi.

Algunas de estas familias de webs no recomendadas serían páginas de actualizaciones de software, páginas de streaming de vídeo o páginas de descargas de aplicaciones entre otras. Cualquier uso de estas páginas por parte de los usuarios comportaría un gran consumo de datos por eso es importante que nuestro sistema de gestión de la red wifi en el autobús cuente con mecanismos que permitan bloquear los accesos a este tipo de web que podemos denominar “devoradoras de datos”. Evitando el acceso a ellas, lograremos:

    • Mejor servicio wifi al pasajero, ya que no existirán usuarios que acaparen gran ancho de banda, pudiendo nuestra conexión dar servicio concurrente de calidad a más usuarios.
    • Gestionar y controlar el consumo de nuestras líneas de datos que como ya hemos comentado son limitadas a un determinado número de Gigabytes mensuales.

¿Puedo denegar la conexión por un mal uso de internet?

La respuesta es sí.  Si pese a tener controlado y monitorizado el tráfico tenemos un usuario que está realizando un uso no adecuado del servicio wifi, ¿qué podemos hacer? En este caso, es importante contar con herramientas que nos permitan denegar la conexión a nuestro sistema de aquellos usuarios que estimemos conveniente. El sistema de gestión de la red wifi en el autobús debe impedir la conexión de forma eficaz rechazando el acceso del dispositivo del usuario a nuestra red wifi de forma totalmente silenciosa.