¿Pagaría un pasajero 1.87€ /día por poder acceder a nuevas películas: BUSPAD Y AOD?

Como hemos comentado en post anteriores uno de los motivos por lo que puede ser interesante la instalación de un sistema de entretenimiento a bordo,  radica en la posibilidad de potenciar la generación de ingresos por parte del mismo. Ya  sea por la posibilidad de integrar una tienda online, gestión de publicidad, pago por acceso a internet o a contenidos Premium de pago, la verdad es que cada vez más este tipo de sistemas  posibilita la generación de ingresos extra para las compañías de autobuses.

Vamos a centrar este post en una de las modalidades de generación de ingresos que está empezando a tomar fuerza dentro del sector, el pago por acceso a contenidos multimedia Premium.

Una de las principales características de los sistemas de entretenimiento a bordo es sin lugar a dudas el ofrecer toda una serie de contenidos multimedia como son películas, series de televisión y documentales.  Normalmente el contenido multimedia ofrecido a bordo pertenece al catálogo que la mayoría de empresas licenciatarias de contenidos multimedia ofrecen a los operadores. Este contenido normalmente tiene una antigüedad de aproximadamente un año y es ofrecido para su difusión a precios muy competitivos. Normalmente las compañías de autobuses ofrecen el contenido a sus pasajeros sin ningún tipo de coste, si bien es cierto que la antigüedad de las películas hace poco probable que pudieran ser susceptibles de compra por parte de los pasajeros.

En la actualidad existe la posibilidad de adquirir contenidos Premium que tienen entre 1-2 meses de antigüedad a las licenciatarias de contenidos, para integrarlas en los sistemas de entretenimiento a bordo y que el pasajero pudiese acceder a las mismas mediante el pago de una cantidad que puede estar entre 1-2 euros por acceso a cada uno de los contenidos o por 6 euros por el acceso durante todo el tiempo que dure el trayecto.

Normalmente los ingresos generados por este tipo de contenidos Premium o bien se reparten con las compañías licenciatarias de contenidos, o bien tienen un coste superior al de los contenidos normales, pero si es cierto que ofrecen la posibilidad de obtener unos ingresos extra por la integración de los mismos.

Teniendo en cuenta las diferentes rutas que en la actualidad cubre el sector del bus, y que además existen multitud de rutas y tours a lo largo del continente Europeo, la adopción de un sistema de pago por contenidos puede ser interesante para las compañías en muchas de las rutas.

Al final estamos hablando de incidir en la calidad de los servicios ofrecidos a bordo, además de generar la posibilidad de incrementar los ingresos generados por la utilización de un sistema multimedia a bordo.