¿Por qué se necesita un sistema DRM?

Hay una respuesta clara y concisa, sin un sistema DRM no se pueden emitir películas (ni ningún otro contenido).  Sin un sistema DRM el operador de transporte no tendrá licencia de los productores y por tanto puede ser denunciado por atentar contra la propiedad intelectual.

Aunque puedrmda no parecer así, los contenidos digitales (películas, series, prensa, música) tienen un propietario (es lo que técnicamente se llaman tener los derechos),  que no es el operador de transporte sino el que los produce (los estudio cinematográficos y de música, las editoriales) y aunque los compremos no son nuestros. Tenemos el derecho a reproducirlos en público pero no a copiarlos ni a distribuirlos.

Un contenido sin protección asociada viajando por una red WiFi puede ser fácilmente pirateado por cualquier hacker medianamente experto.

Los sistemas DRM o de gestión de derechos digitales,  precisamente se utilizan para evitar que estos contenidos puedan descargarse, copiarse y por tanto causar un potencial perjuicio económico para los dueños. Cómo puede haber muchos sistemas diferentes, y para evitar colapsos, los estudios ha optado por homologar o certificar algunos de ellos que normalmente pertenecen a grandes corporaciones multinacionales del software (Google, Microsoft, Marlin corp.).

Así pues, cuando una plataforma de emisión de contenidos quiere emitir contenido protegido debe incorporar en su proceso de almacenamiento y reproducción una arquitectura software que incluya la gestión de derechos digitales DRM basado en un producto homologado por las productoras.Sistema-de-entretenimiento-individual-inalambrico

Técnicamente el DRM consiste en una encriptación del contenido mediante una clave criptográfica que se descifra en la reproducción. Normalmente la clave se ha de generar de forma externa al propio reproductor en lo que se llama un servidor de claves.

Incorporar un DRM a tu arquitectura no es sencillo, requiere una certificación en el producto y evaluar diferentes factores como la arquitectura global y el modelo de negocio

Azimut ha hecho un gran esfuerzo e inversión en I+D  y ha elegido el producto Widevine de Google, consiguiendo una certificación de partner tecnológico  que le permite desarrollar sus productos e incluso exportar su solución a terceros. Esta certificación es otorgada directamente por Google Corp.

Todos los productos que gestiona Azimut están bajo el paraguas de esta arquitectura

Esta elección se ha hecho pensando en los clientes de Azimut y en sus pasajeros. Al ser un producto propio, no les impacta el extra coste que supondría depender de un proveedor externo dentro del modelo de negocio. Permite la arquitectura web, por tanto no requiere conexión con App y da una mayor flexibilidad en la actualización del producto Google además monopoliza el mercado Android lo que supone una apuesta de presente y futuro con respecto a la compatibilidad de terminales.

Es tecnológicamente la apuesta más coherente y que menos impacto tiene en el precio final del producto, al ser Azimut el propio integrador y no depender de terceros en el modelo de negocio.

Si eres un operador de transporte, y tu proveedor no tiene DRM o no lleva asociado ninguna tecnología DRM de mercado, desconfía… o directamente no le tengas en cosideración.