Ventajas de las nuevas tecnologías de red: 4G y diversidad

Llegados a este punto del blog, vamos a dedicar el artículo de hoy a centrarnos en las ventajas que nos ofrecen las nuevas tecnologías de red para disponer de mayor velocidad de conexión y estabilidad en la misma. Se trata de un tema más técnico que en ocasiones anteriores, pero bien merece tratarlo ya que son tecnologías enfocadas a ofrecer más velocidad de conexión, estabilidad y fiabilidad a nuestras redes WiFi.

Por todos es conocido el término 4G o LTE, ¿pero qué es realmente y que ventajas nos aporta?

Simplemente se trata de un protocolo de comunicaciones, es decir, es la forma que tiene para comunicarse un terminal móvil, por ejemplo un teléfono móvil, con la red de datos del operador de telefonía.

Actualmente este protocolo sólo está disponible por las operadoras en las grandes ciudades pero poco a poco se va extendiendo y es fácil prever una implantación masiva en pocos años. Pero hay que decir que para poder aprovecharnos de este nuevo protocolo nuestro terminal móvil debe ser compatible con él. En el caso que nos ocupa este blog, los sistemas WiFi, necesitaremos que el módem interno de nuestro router WiFi sea 4G, en caso contrario no podremos conectarnos usando este protocolo, y por tanto no nos beneficiaremos de sus ventajas.

Pero, ¿cuáles son esas ventajas que hacen que sea tan interesante disponer de tecnología 4G?

Principalmente la velocidad que permiten. A nivel teórico una red LTE permite velocidades de descarga de hasta 100 Mbps, aunque los operadores de telefonía hablan de velocidades promedio entorno 20 Mbps y 40 Mbps. Aún así estos anchos de banda son realmente increíbles y suponen un salto enorme respecto a los anchos de banda de las redes móviles de tercera generación (3G).

En nuestro caso, que utilizaremos esta tecnología en un router WiFi embarcado, este incremento de velocidad nos va a permitir un mejor servicio a nuestros viajeros, ya que el incremento del ancho de banda de la línea hará que el reparto del caudal entre los usuarios conectados sea de mayor capacidad por lo que la experiencia de usuario será mucho mejor y la percepción de calidad del servicio será más positiva, y en definitiva eso es lo que persigue un transportista cuando decide implantar WiFi en sus vehículos: que sus pasajeros usen el servicio y que su feedback sea lo más positivo posible.

Por último vamos a tratar a continuación otra nueva tecnología que nos ayudará también a dar un mejor servicio WiFi en el autocar. Estamos hablando de la tecnología de Diversidad.

¿En qué consiste esta nueva tecnología?

Básicamente lo que conseguimos gracias a esta tecnología es mayor estabilidad en la comunicación así como un incremento en la velocidad.

Esta tecnología se basa en el uso de múltiples antenas para la recepción de la señal, separadas entre sí por una distancia mínima de un metro entre ellas para el caso de las antenas 4G. Combinando por ejemplo dos antenas separadas y conectadas al mismo router WiFi, conseguimos obtener la lectura de la señal de la red móvil del operador por duplicado. Con esto conseguimos disponer de dos lecturas independientes y diferentes ya que las antenas se encuentran posiciones distintas y la cobertura que registra una puede ser diferente de la de la otra. A partir de ahí el router recibe las señales provenientes de las dos antenas y las fusiona en una única señal. Gracias a esto, una señal incompleta y por tanto inestable, puede complementarse con la señal de la segunda antena y obtener una señal resultante completa derivando de ella una conexión mucho más estable y rápida.

Nuevamente, igual que en el caso de la tecnología 4G, nuestro equipo debe soportar la tecnología de Diversidad para poder hacer uso de la misma y beneficiarnos de sus ventajas. Por este motivo es importante disponer de routers WiFi que dispongan de Diversidad entre sus características técnicas, pues nos ayudará a disponer de una conexión a internet para nuestros pasajeros mucho más estable y fiable.