Largos viajes: Ya es posible ver canales de TV de distintos satélites

En esta entrada vamos a tratar el tema de largos viajes. Cuando hablamos de largos viajes no sólo nos estamos refiriendo a rutas europeas sino a rutas que exceden los límites de Europa.

En este tipo de viajes los pasajeros pueden ser de distintas nacionalidades en cada caso y por tanto tener una predilección distinta de canales de TV. Por otro lado la huella de señal de los satélites es limitada y no es visible en toda el área de recorrido de estas grandes rutas.

También es importante señalar que en estos grandes desplazamientos se hace notar la curvatura terrestre y eso hace que el ángulo con el que la antena apunta al satélite varíe y en consecuencia debamos variar la graduación del LNB de la antena para que el sistema siga funcionando.

Entonces ¿cómo podemos aun así dar TV satélite?

Para responder esta pregunta iremos por partes:

Comenzaremos con el problema físico de la curvatura terrestre y cómo afecta ello a la recepción de la señal. Como hemos indicado antes, en grandes desplazamientos varía el ángulo de visión de la antena con el satélite y ello implica tener que hacer una modificación física de la graduación del LNB. En sistemas tradicionales, esa modificación consiste en un ajuste manual de la antena, algo impensable para hacer en un vehículo que va en ruta ya que tendríamos que subir al techo del vehículo, destapar la antena y manipular. Actualmente existen antenas satelitales con un sistema automático de corrección del ángulo del LNB, esto se llama skew automático. Gracias a esta tecnología no tenemos que realizar ninguna manipulación física de la antena, ella se encarga de disponer en cada momento del ángulo óptimo.

Continuaremos respondiendo de forma conjunta a la problemática de la limitación de la huella de los satélites y de la recepción de canales de distintos satélites pues es algo que está muy relacionado.

Como sabemos los satélites están diseñados para irradiar en zonas concretas y por tanto hay zonas donde no podremos conectarnos a determinados satélites. Por otro lado, poder sintonizar canales de distintos satélites para satisfacer las necesidades de los pasajeros implicaría con antenas tradicionales tener que realizar ajustes físicos sobre la propia antena para modificar el ángulo del LNB a fin de recibir señal de un satélite o de otro. Nuevamente esto es realmente impensable para realizarlo con un vehículo en ruta ya que tendríamos que subir al techo, destapar antena y manipular, eso para cada vez que tuviésemos que cambiar de satélite, ya sea porque el que tenemos sintonizado en ese momento deja de tener señal (huella) o porque queremos canales que se encuentren en otro satélite que obviamente en esa zona también tiene huella.

Gracias a los sistemas actuales podemos disponer de controladores físicos avanzados que permiten tener registradas las posiciones de distintos satélites de modo que seleccionando en el propio controlador el satélite que deseamos, el sistema se encarga de alinear el LNB de forma automática para poder recepcionar la señal de dicho satélite. Esto hace que cambiar de satélite sea tan sencillo como cambiar de canal.

Como veis poder dar TV satélite en grandes rutas salvando los grandes obstáculos que ello comporta es sólo posible gracias al uso de sistemas de TV satelital avanzados, es la única forma de poder hacerlo con garantía de éxito.