Retorno de inversión del entretenimiento para transporte colectivo

El retorno de inversión (ROI) de nuestras compañías es un factor muy a tener en cuenta en un mercado cada vez más competitivo. Acertar en; qué, cómo, cuando y dónde invertimos, es crucial para rentabilizar nuestras inversiones y obtener músculo financiero para seguir con los planes de crecimiento de las compañías.

Primeros pasos hacia el retorno de la inversión

Antes de planteamos realizar una inversión en dirección al entretenimiento para el sector del transporte colectivo debemos de entender el mercado, conocer nuestros clientes y también los servicios que ofrecen nuestros competidores.
El hecho de diferenciarnos de nuestra competencia es el primer paso para situarnos como referentes dentro de nuestro nicho de mercado; con la consecuente mejora de la reputación y ventas de la empresa.

Hoy es día el entretenimiento, tanto en pantallas embarcadas como en dispositivos del pasajero, es una realidad en el mercado por lo que la tendencia de las empresas líderes en el sector es la de diferenciarse invirtiendo en mayor calidad y cantidad de contenidos para sus pasajeros.

Cómo calcular el ROI

Para el cálculo del ROI en dicha inversión podemos considerar:

[(ingresos – inversión) / inversión] * 100 = retorno de la inversión

Obteniendo así, porcentualmente el retorno en relación con la inversión inicial.

Tipos de ingresos

Resulta imprescindible concentrarnos en el factor ingresos pudiendo desglosarlos en ingresos directos –o propios de la plataforma de entretenimiento- y en indirectos.

  • Los ingresos directos son los que obtenemos directamente gracias a la emisión de publicidad de la plataforma de entretenimiento gracias a acuerdos comerciales. Este es el apartado donde más se esta trabajando para poder ofrecer al operador un valor atractivo.
  • En el caso de los ingresos indirectos de una plataforma como la de entretenimiento, ya hemos destacado el incremento de reputación de las empresas junto con la mejor de la imagen de marca. Otros factores que se agrupan dentro dicho grupo son; el incremento del número de pasajeros, posibilidad de licitar por nuevas rutas, aumento de la satisfacción del usuario final y por ende mayor valor de la compañía.

En la actual situación de mercado, el que vincule exclusivamente la inversión en entretenimiento para los usuarios a los ingresos directos de publicidad, va a perder la posibilidad de liderar el mercado, ya que no nos olvidemos que la reputación e imagen de las empresas siguen siendo un factor clave para el usuario final.