La importancia del wi-fi como servicios de valor para el pasajero

Estar conectados es hoy en día una necesidad y buena prueba de ello es el crecimiento que está teniendo la contratación de redes móviles y la compra de smartphones y tablets.

¿Por qué esa importancia? Sencillamente porque hoy en día todo está en la red. Gracias a nuestra conexión a internet estamos conectados al mundo: a nuestros contactos, a nuestras redes sociales, a nuestros sitios de compra, a nuestro correo electrónico y un largo etcétera. El mundo se ha hecho dependiente de internet hasta el punto que incluso las cosas más tradicionales también las hacemos por internet.

Captura de pantalla 2014-12-29 a la(s) 12.56.37

Con este escenario resulta realmente sencillo ver la importancia que los usuarios damos al servicio de conexión a internet, es algo que demandamos y realmente usamos. Un buen ejemplo lo tenemos en los hoteles, la mayoría de ellos ofrecen servicio WiFi y realmente se trata de un servicio muy usado por los huéspedes. A día de hoy no se concibe un hotel que no disponga en conexión WiFi, del mismo modo que no se concibe que no tenga aire acondicionado o agua caliente.

En el sector del autobús, ocurrirá algo idéntico a lo sucedido en los hoteles con el tema del WiFi, de hecho ya está en proceso. Además hemos de añadir que en este entorno, todavía toma más valor el servicio del WiFi debido a los dos puntos siguientes:

* El pasajero pasa tiempo cautivo en el vehículo por lo que este servicio además cumple el papel de sistema de entretenimiento a bordo.

* Debido a la complejidad de las comunicaciones en movilidad, los Smartphone y tablets fácilmente pierden cobertura o señal estable por lo que la navegación se hace complicada y poco satisfactoria en muchos casos. Un sistema WiFi específico para movilidad mejora este punto notablemente, lo que redunda en una mejora de la experiencia de usuario.

Actualmente ya son muchos los autobuses y autocares en los que podemos ver los distintivos de WiFi a bordo, cada vez más. Esto no es más que la consecuencia derivada de la demanda del mercado que pide estar siempre conectado ya sea en un autobús que circule por España como otro que realice circuitos turísticos por toda Europa.