Aumenta la seguridad en la conducción y reduce el riesgo de accidentes

De todos los sistemas de visión perimetral periférica 360º del mercado, el sistema de Azimut es el más avanzado y el que mejores prestaciones presenta. Se trata de una solución compacta de cámaras con visión angular 180º que se conectan a un monitor de 8” para confeccionar de manera integrada una imagen perimetral periférica 360º del exterior del vehículo. El propio monitor integra el procesador de imagen y toda la electrónica de control, de forma que no es necesaria la instalación de más hardware abordo. Para más información sobre cómo funciona visita la sección Azimut Vision 360.

El sistema es apto para incluso vehículos de gran longitud. Por ejemplo, para instalar el sistema en un autobús de 15 metros de longitud, hace falta instalar 6 cámaras alrededor del vehículo: una cámara frontal, una cámara trasera, y dos cámaras por lateral. Mencionar que otros sistemas del mercado solo pueden manejar una cámara por lateral, de forma que, para vehículos muy largos, la confección de la imagen 360º con solo 4 cámaras en total resulta complicada, y a veces imposible. En este sentido, el sistema de Azimut es indiscutiblemente el único del mercado aplicable a prácticamente todo tipo de vehículos (autobuses, camiones, tractores, remolques, caravanas…), incluso vehículos largos y articulados de gran longitud.

Una vez instaladas y configuradas las cámaras en el autobús, el siguiente paso es la calibración del sistema usando el kit de calibración que viene con el equipo. El kit de calibración consta de unas mantas que se colocan fácilmente en el suelo alrededor del vehículo para poder calibrar y solapar las imágenes de todas las cámaras para poder confeccionar correctamente la imagen 360º. La disposición de las mantas es muy rápida, gracias a las explicaciones del manual de instalación y configuración del equipo. Además, una vez dispuestas las mantas de calibración, el software del sistema incluye una función de Auto calibración, de manera que se calibra automáticamente. Con la función de Auto calibración, 4 de las 6 cámaras se calibran automáticamente, de manera que solo hará falta calibrar manualmente dos cámaras. De esta forma, se consigue tener calibrado el sistema en menos de la mitad de tiempo que en el caso de otros sistemas 360º del mercado. Esto es una ventaja importante de este sistema frente a otros de la competencia.

Una vez calibrado el sistema de cámaras, el sistema ofrece una imagen nítida HD a pantalla completa 360º del exterior del vehículo en el monitor de 8”. Otros sistemas de la competencia no incluyen monitor, o son menores de 8”. Además, no ofrecen la imagen 360º a pantalla completa, ya que la pantalla es partida para mostrar la cámara trasera simultáneamente. De esta forma, con el sistema de Azimut la imagen 360º es mayor, y por tanto más fácil de visualizar para el conductor. El sistema maximiza la visualización de la imagen 360º a toda la pantalla, y solo muestra la parte trasera cuando se activa la marcha atrás. De la misma forma, en la pantalla se visualiza únicamente el lateral cuando se activa cada uno de los intermitentes. Destacar que esta funcionalidad tampoco la tiene la mayoría de los equipos de la competencia.

Al poner en movimiento el vehículo, lo que más impresiona es la total sensación de tiempo real de la imagen en movimiento. En otros productos de la competencia, cuando el vehículo está en movimiento, la imagen se observa a saltos y con un retardo apreciable. En cambio, con este sistema, la imagen se ve perfectamente continua y en tiempo real. De esta forma, lo que se observa en el monitor es realmente lo que está sucediendo en ese momento en el exterior del vehículo. La seguridad en la conducción está pues garantizada. Es completamente factible poder circular mirando únicamente al monitor cuando se está conduciendo, especialmente cuando se están haciendo maniobras a baja velocidad como por ejemplo cuando se está aparcando. De hecho, es posible aparcar el vehículo mirando únicamente al monitor, y no hace falta mirar a los espejos retrovisores. ¡Impresionante!

El sistema de cámaras para visión perimetral 360º de Azimut integra también la funcionalidad de detección de ángulos muertos. Al mismo tiempo que el conductor disfruta de una vista periférica de 360º alrededor del vehículo, el propio sistema se encarga de la detección de obstáculos en las zonas de ángulo muerto, y avisa acústica y visualmente al conductor en caso de detección de algún obstáculo en movimiento alrededor del vehículo. De esta forma, el sistema es perfecto para aumentar la seguridad en la conducción y disminuir el riesgo de accidentes de tráfico. El sistema es capaz de manejar un mayor número de cámaras, conectando en cascada varios sistemas. De esta forma es extrapolable a prácticamente todo tipo de vehículos, independientemente de su longitud.

Esta solución avanzada aumenta la seguridad en la conducción y reduce el riesgo de accidentes. El conductor y los pasajeros se sentirán más seguros a bordo del vehículo. Las ventajas de este sistema no solo se basan en reducir posibles colisiones alrededor del vehículo, si no que gracias a la visión total que ofrece, el conductor puede maniobrar a bajas velocidades con más facilidad y así evitar posibles daños al contar con una fiel referencia a tiempo real de los objetos a esquivar.