Sistemas de Monitorización del Conductor ¿Qué son y para qué sirven?

Sistemas de Monitorización del Conductor: ¿Qué son y para qué sirven?

Sistemas de Monitorización del ConductorLos Sistemas de Monitorización del Conductor (Driver Status Monitoring – DSM por sus siglas en inglés) representan una parte fundamental dentro de las soluciones de seguridad para autobuses y transporte de pasajeros. Basado en un sistema que combina inteligencia artificial con cámaras de infrarrojos, y enfocada al rostro del conductor de forma lateral o frontal, el sistema asegura que tus profesionales al volante no pierdan la concentración a la hora de la conducción.

Cuando el sistema reconoce despistes del conductor o señales de fatiga, emite una señal sonora y visual, la cual alerta al conductor y al sistema de que ha detectado una señal de distracción o cansancio.

¿Qué detectan los Sistemas de Monitorización del Conductor?

Existen distintos factores que pueden distraer al conductor durante la conducción, veamos los más importantes:

Detección de uso del teléfono

El uso del teléfono es algo que se observa con frecuencia y que distrae al conductor. Enviar y recibir notas de voz, escribir y leer mensajes de texto, visualizar vídeos o imágenes, todos representan elementos que pueden apartar la atención de la vía por parte del conductor y que pueden provocar un accidente.

Fumar

El consumo de tabaco al conducir representa un factor de riesgo. Fumar al volante no solo provoca distracciones, sino que inutiliza una de las manos, limita la visión a causa del humo, y disminuye le nivel de atención del conductor. De acuerdo a datos de la DGTEncender un cigarrillo lleva 4,1 segundos, lo que implica que, circulando a 100 km/h, se recorren 113 metros sin la atención plena en la carretera.

Distracciones

La aseguradora francesa AXA asegura que, si somos capaces de alertar al conductor 2 segundos antes de que se produzca una colisión, se podrían evitar entre el 80% y 90% de los accidentes. El sistema DSM detecta la distracción del conductor cuando aparta la mirada de la carretera, incluso con gafas puestas.

Somnolencia

La fatiga del conductor representa uno de los elementos más peligrosos, ya que no depende de actos voluntarios o actitudes corregibles. El sistema alerta al conductor mediante señales acústicas y visuales cuando detecta señales de cansancio. Hacer una pausa tras largos períodos de conducción es clave para prevenir accidentes. De acuerdo al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbanatras un período de conducción de cuatro horas y media, el conductor deberá hacer una pausa ininterrumpida de al menos 45 minutos.”

Conclusión

Los Sistemas de Monitorización del Conductor DSM cumplen con todos los estándares regulatorios. Su capacidad de aprendizaje se beneficia a diario de la información de miles de vehículos, los cuales alimentan sus bases de datos en tiempo real. Estos sistemas facilitan el trabajo de los conductores, agregan valor a tu flota, ayudan a prevenir accidentes y, lo más importante, reducen el riesgo de tus conductores y pasajeros.